Una breve historia de bicicletas e impactos de las actualizaciones en tu negocio

bicicletas-feher

A finales del Siglo XVII, una especie de silla de montar, sujetada a una viga de madera angosta y sostenida por un par de ruedas de metal con caucho, circulaba por las calles de Alemania. El invento fue conocido como “laufmashine” o “celerífero”; no tenía pedales, ni frenos, por lo cual la fuerza para trasladarse dependía del arranque y el reflejo del dueño a la hora de conducir el volante fijo. Es decir, si querías dar la vuelta montado en una de éstas, era necesario detenerte completamente, cargarla (era muy pesada) y enfilarla hacia donde tenías que ir. Años después, el barón Carlos Federico Drais de Sauerbronn desarrolló mejoras en el mecanismo de la dirección, brindando la capacidad de girar el volante al mismo tiempo que las llantas delanteras. El celerífero iba mejorando su infraestructura, ergonomía y también cambió su nombre… ¡Exacto! Fue conocido, a partir del siglo XX como BICICLETA.

El celerífero o bicicleta llegó a América Latina en las primeras dos décadas del siglo XX. Aunque lo consideraban una moda pasajera, las primeras imágenes de personas subiendo y pedaleando causaban sorpresa por las calles. Poco a poco, fueron apoderándose del gusto del mexicano, quien aprovechó su funcionalidad para convertirla en una herramienta de trabajo, para cualquier tipo de  entrega. De ahí nace la idea de hacer negocio  con las posibilidades otorgadas por este invento.

Actualmente, tenemos algunos ejemplos de lo que puede convertirse una idea emprendedora, si le sumamos tecnología, pasión y…una bicicleta:

  • Envíos de comida a domicilio.
  • Servicios específicos personalizados: ir al banco, recoger pedidos, servicios de tintorería, compra de boletos para shows y espectáculos.
  • Venta de Bicicletas eléctricas que recorran distancias sin necesidad de pedalear.
  • Venta de productos de limpieza orgánicos.

Las tres primeras ideas han surgido y se posicionan con probabilidades de éxito, conforme ha pasado el tiempo. Basta ver el crecimiento de Uber Eats, Rappi y Electrobike, para darnos cuenta de que el éxito puede estar en cualquier lugar; sólo es necesario detectar y cubrir las necesidades del mercado y para ello, hay que entender las constantes variaciones en sus usos y costumbres.

Por ejemplo; si nos enfocamos en brindar productos y servicios a la población de cierta comunidad, necesitamos analizar qué hace falta por cubrir en la pirámide de necesidades de sus habitantes. Y, si por casualidad ya están cubiertas, hay que definir un PLUS, una ventaja competitiva ante la competencia. Electrobike, la bicicleta eléctrica por excelencia es una tienda de bicicletas, en donde gracias a la visión y creatividad de una persona lograron traer los modelos más innovadores de bicicletas eléctricas, al alcance de todos los bolsillos. De hecho, implementaron planes de pago muy accesibles para llegar a todos los rincones del país. Hoy crecen bajo modalidad de franquicia y cuentan con unidades en el extranjero.

Como ves, todas las ideas convergen en un punto central: el punto en que se vislumbra la oportunidad y la respuesta a las necesidades de una comunidad específica.  Por ello, es necesario entender que:

  • La tecnología es una herramienta fundamental, que  en casos como el de Electrobike pueden revolucionar la industria, mejorando el producto.
  • Los nichos de mercado son cada vez más amplios, lo que brinda posibilidades interesantes a la hora de vender nuestros productos/ servicios.
  • Conocer el nicho de mercado.  
  • La adecuación y la capacidad de cambiar es lo que hace que prevalezcan las cosas.

La bicicleta es uno de los grandes ejemplos que con el paso del tiempo, nos ha simplificado la vida, aunque al principio se mostrara como un invento un tanto sin sentido, se encontró la funcionalidad y se potencializó su uso; al grado de seguir modernizándose y adecuándose a las necesidades de las comunidades de hoy. Albert Einstein decía, al respecto de la vida y las bicicletas: “la vida es como montar en bicicleta: para mantener el equilibrio, hay que seguir pedaleando”.

Acerca del Autor

Feher & Feher


Consultoría mexicana socialmente responsable con más de 20 años de experiencia en el desarrollo de negocios y franquicias nacionales e internacionales. Reconocida como una de las mejores aceleradoras de empresas que existen en México.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR