¿Cómo ser una mujer emprendedora en México?

mujer-emprendedora

Ser mujer en México no es fácil, Si bien es cierto que se han logrado algunos avances en pro de los derechos, valores y el reconocimiento universal en nuestra sociedad, las mujeres aún se enfrentan a diversos desafíos, uno de ellos, el laboral.

A pesar de tratarse de un tema que afecta a ambos géneros, apenas hace un par de años, el Instituto Nacional Electoral (INE) señaló que la tasa de personas desocupadas por cada cien habitantes, era más alta entre mujeres con edades menores a los 40 años de edad, y quienes estaban arriba de esta generación, tenían menor disposición a la búsqueda de un empleo.

Asimismo, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) daba a conocer que solamente 1 de cada 10, está a cargo de un puesto de alto mando en las empresas, tendencia que a la fecha, persiste.

La participación activa de la mujer en todos los ámbitos de la vida es crucial e indispensable, y los negocios, no deben ser la excepción. Cerca de un 80% del total de horas a la semana destinadas a las labores no remuneradas, las realiza la mujer, lo cual no significa que sea un dato negativo, pues como mencioné, ustedes son la columna vertebral de la familia; sin embargo es riesgoso no tener una libertad y autonomía económica plena, dependiendo siempre de un ingreso ajeno, que puede ser variable y no garantizado. Lo anterior complica notablemente el poder alcanzar y disfrutar un retiro posterior, en edades más avanzadas.

Establecer un negocio, no tiene porqué ser difícil, tiene que ser una experiencia placentera, con total seguridad, ánimo y confianza. Una franquicia es un modelo de negocio probado y consolidado, una marca reconocida, cuyo éxito comercial es replicado mediante normas de operación pertenecientes a la misma (know how).

Su principal finalidad es minimizar el riesgo de inversión, pero lo que es imprescindible destacar, es que para pretender triunfar, se debe de contar con un producto o servicio excepcional, bueno, que al público le guste y demande constantemente, y las franquicias lo tienen.

No obstante, la mejor referencia acerca de esto es, según la Asociación Mexicana de Franquicias, que un tercio de las franquicias que operan en México, pertenecen o están a cargo de una mujer. Qué otra opción no te exige experiencia previa, te permite ahorrar tiempo, no descuidar a tu familia, tu hogar, tus amigos, tus intereses, tu persona. En el sistema de franquicias, puedes ser completamente responsable de administrarte y dominar un perfecto balance entre tu vida y tu negocio.

Ahora bien, es importante señalar que en todo el abanico de opciones que tienes a tu alcance, debes reflexionar y elegir con prudencia para realizar una inversión inteligente; me refiero a un minucioso análisis del mercado actual, antecedentes, tendencias, tiempos de retornos de inversión razonables, cuotas y/o regalías accesibles, tipos de respaldos y asesorías, entre otras características.

Fuente: Tú decides.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR