¿Invertir en un restaurante para el 2017?

invertir-en-un-restaurante

El sector de franquicias en México reportó un crecimiento en ventas del 6 por ciento en 2016, de acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), quien da cuenta también que el 22 por ciento de este sector está compuesto por marcas de restaurantes y negocios de alimentos.

¿Es una buena opción para este 2017?

Ante un panorama como el actual, una industria con gran demanda y amplio mercado, como es el sector restaurantero, se convierte en una de las opciones que ofrecen mayor seguridad comercial y estabilidad financiera, sobre todo si se opta por una franquicia “Las franquicias al ser un modelo ya probado, el nivel de riesgo y la curva de aprendizaje es menor”, menciona Héctor Alcázar, director de comercialización de Alcázar y Compañía.

Para Ricardo Ruiz Patiño, director de El Tizoncito, cadena de restaurantes que opera bajo el esquema de franquicias, este modelo de negocio ofrece diversas oportunidades para los emprendedores que quieren incursionar en el sector de alimentos. “El principal objetivo de este modelo es replicar el éxito del negocio original y transmitir de forma efectiva el conocimiento en su manejo y operación”, menciona.

En ese sentido, el directivo de El Tizoncito consideró que el proceso de elección de una franquicia implica conocer su historia, su identidad corporativa, así como todos los beneficios, derechos y obligaciones que se adquirirán al firmar el contrato, por lo que recomendó asesorarse por especialistas en términos legales y contables.

La comparadora de servicios financieros Comparaguru.com, considera que, ante el clima de movilidad del dólar, acercarse a alguna marca mexicana para invertir en una franquicia, permitirá tener el respaldo de una marca reconocida, pero sin afectaciones tan drásticas ante la volatilidad del peso.

Por otro lado, recomienda buscar alguna marca cuyos insumos sean productos nacionales, en el entendido que el hecho de contar con proveedores locales, también representará menor vulnerabilidad. Estimaciones de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación, Canacintra, señalan que las empresas que importan 30% de sus insumos, son las más propensas a incrementar sus costos.

Cifras de Canirac revelan que, en términos generales, la industria restaurantera genera 1.5 millones de empleos a nivel nacional, ya que cuenta con 515 mil 59 establecimientos dedicados exclusivamente a la preparación de alimentos y bebidas. De ahí que el sector tenga un crecimiento de 4.5 por ciento en los últimos quince años.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Franquicias, la industria restaurantera tiene un amplio campo de oportunidades por la diversificación de conceptos, de ahí que su mercado potencial no sólo se limite a los 36 millones de trabajadores del sector industrial, servicio y comercio; sino que se amplía a los más de 20 millones de turistas que cada año visitan México.

Ruiz Patiño mencionó que, desde su experiencia en El Tizoncito, la participación activa del franquiciatario es determinante para el éxito de cualquier negocio; mientras que realizar estudios de mercado y verificar que la marca brinde asesoría integral tanto en la ubicación del establecimiento, como de capacitación del personal son factores que abonan a su consolidación.

Además, recalcó que es importante verificar que el franquiciante otorgue, además del manual de operaciones y administración e imagen, asistencia en el periodo pre-operativo de la unidad, en la instalación de software de operación, de equipo y mobiliario, así como una estrategia compartida de marketing y publicidad.

Fuente: Mundo Ejecutivo

Acerca del Autor

Beatriz Grajales


Licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, con experiencia en el ámbito periodístico y gestión de comunidades digitales. Colaboradora de la Asociación Mexicana de Franquicias

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR