Inicia la administración de tu negocio con el pie derecho.

Si ya decidiste o estás pensando emprender la aventura de tener tu empresa propia y ser dueño de tu tiempo y dinero, no pierdas de vista que parte fundamental del éxito es llevar una buena administración de tu negocio desde el primer día.

Personas que por diversas razones nunca se han involucrado o desconocen cómo se lleva la administración de tu negocio, piensan que es relativamente sencillo invirtiendo un poco de tiempo y tecnología (software), tomado un curso o inclusive contratando a un contador externo para que los asesore y procese toda la información de la empresa. Temo decirles que no, la administración es un mundo lleno de procesos, obligaciones, reportes, formatos, trámites, permisos, etc. que debemos de llevar cabalmente para no incurrir en multas o infracciones. Sin embargo, esto no quiere decir que sea tediosa o complicada sólo se requieren ganas, compromiso, mucho orden y capacitación.

Zapatero a tus zapatos

Si no eres una persona con formación económica administrativa de inicio busca la asesoría de un abogado para que te explique cuál es la mejor forma de constituir tu empresa e inclusive te apoye con los trámites ante un notario y las autoridades (Secretaría de Relaciones Exteriores y Secretaría de Hacienda y Crédito Público). De manera paralela, contrata un despacho contable para que procese tu información y te genere tus estados financieros, cálculos de nómina, así como de impuestos y obligaciones. Generalmente los despachos están muy actualizados en todas.

las reformas y misceláneas fiscales; obviamente en función de lo que te cobre por sus honorarios es la calidad en su servicio, mi recomendación es no escatimar en este sentido hasta que conozcamos a la perfección nuestro negocio de tal manera que no dependamos al 100% de lo que nos reporte nuestro contador. En este punto es importante señalar que lo ideal es tomar un curso que nos permita comprender (o traducir) el reporte de nuestro contador para en su momento tomar decisiones estratégicas que pueden definir el rumbo de nuestro negocio; pueden iniciar desde lo básico con el curso o diplomado de “contabilidad para no contadores” y “finanzas para no financieros”, ambos te van a enriquecer y aportar conocimientos que vas a necesitar.

Por otra parte, es fundamental tener un sistema administrativo que nos ayude a registrar todos los movimientos (principalmente de ingresos, egresos y control de inventarios) que se realizan en nuestra empresa por lo cual, en función del giro del negocio, hay que buscar opciones de software comerciales que cumplan con nuestros requerimientos. Hoy en día se venden licencias (a un precio relativamente cómodo) para casi cualquier giro de empresa; considera que el proveedor te ofrezca una buena capacitación del sistema, manuales de instalación y operación, así como asesoría para cualquier eventualidad o duda que se presente en el día a día. Por último, hay que considerar quién o quiénes van a administrar el negocio y sobre todo quién va a realizar la tesorería, pues es un punto muy delicado para delegar; es preferible que hasta no tener una persona de confianza, tú realices los movimientos que tengan que ver con dinero, como inventarios, compras, pagos a proveedores, cortes de caja, etc. Considera la implementación de estos pequeños tips y con seguridad te vas a ahorrar muchos dolores de cabeza, tiempo y dinero.

Acerca del Autor

Alcazar & Compañía


Es una firma líder de consultoría integral en desarrollo, expansión, soluciones legales y propiedad intelectual para franquicias y negocios a nivel internacional.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR