4 puntos a considerar para elegir la localización de tu franquicia

localizaciondetufranquicia

Aunque al  inicio siempre se buscará una renta que no sea elevada, hay que tomar en cuenta varios puntos y factores al momento de elegir la próxima localización de tu franquicia.

En este artículo te mencionamos cuatro factores fundamentales a la hora de elegir localización.

1.- El contrato de alquiler y la renta del local.

Por lo que se refiere al contrato de alquiler del local en el que te propones llevar a cabo la actividad de la franquicia, debes buscar asesoramiento de abogados expertos en derecho inmobiliario y consultar sobre la mejor forma de negociar las condiciones contractuales.

Las franquicias suelen prestar asesoramiento en cuanto al contrato de arrendamiento, pero es aconsejable buscar asesoramiento propio para que tus intereses como franquiciado queden protegidos.

No obstante, hay varios aspectos importantes a tener en cuenta en relación al contrato de arrendamiento, que son los siguientes:

  • Se debe cotejar que el contrato de arrendamiento cumple con los requisitos exigidos por la franquicia.
  • Hay que tener en cuenta que deberás depositar una fianza establecida por la Ley de Arrendamientos Urbanos, equivalente a dos mensualidades de renta. Además el propietario del local podrá solicitar una garantía adicional como un aval bancario o un depósito.
  • El importe de la renta se puede negociar a la baja, ofreciendo al propietario algo que le favorezca en el contrato. Por ejemplo, podemos comprometernos a una duración más larga que la inicialmente solicitada.
  • En el contrato de arrendamiento es aconsejable negociar una salida para el inquilino, es decir, que en cualquier momento el inquilino pueda resolver el contrato con un preaviso de unos meses determinados y sin necesidad de indemnizar al arrendador. Lo habitual es que el arrendador solicite un periodo de obligado cumplimiento que suele ser de unos dos o tres años, pero es muy aconsejable negociar una posible salida del contrato.
  • Otra opción en cuanto a la salida del contrato es negociar la posibilidad de cesión del contrato de arrendamiento o subarriendo del local por parte del arrendatario sin necesidad del consentimiento del arrendador. Por lo general, la cesión y el subarriendo suelen estar prohibidos en la gran mayoría de los contratos de locales comerciales. Además en el caso de que tengamos una franquicia debemos tener en cuenta si en el contrato de franquicia se regula este aspecto.

2.- Estado del local.

A la hora de alquilar un local para desarrollar una franquicia es muy importante cotejar el estado del local con un técnico de nuestra confianza. Por un lado, es necesario ver si se cumplen las especificaciones técnicas del franquiciador y por otro, debemos cotejar las obras que es necesario realizar en el local y acordar quién las va a realizar.

3.- Afluencia de público.

Tal y como comentábamos con anterioridad es necesario tener en cuenta la afluencia de público en el lugar donde se encuentra el local. No es lo mismo estar en calle principal que en una calle secundaria, en la acera de la derecha o en la de la izquierda.

En este sentido y para mayor seguridad podemos recabar el asesoramiento de una consultora inmobiliaria de prestigio en la zona, para que nos asesore al respecto y elabore un estudio de mercado, aunque probablemente el franquiciador nos ofrecerá ese servicio.

4.- Competencia en el entorno.

Aunque lo primero que pensaremos es en un lugar donde no tengamos competencia directa para localizar nuestra franquicia, es esencial valorar otros factores como la calidad de nuestros productos y el precio. Quizás si la relación calidad-precio de nuestros productos es mejor, sea aconsejable ubicar la franquicia junto a la competencia para que la gente pueda comparar.

Por lo tanto, es tan importante la elección de la franquicia como la elección de la ubicación adecuada.

 

Fuente: Infocif

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR