3 maneras de afrontar los problemas de liquidez

problemasdeliquidez

Quizá pienses que los problemas de liquidez  es algo que sólo le ocurre a las grandes empresas, pero la verdad es que no es un tema ajeno a la mayoría de la población. Todos podemos tener problemas de liquidez, o los hemos tenido, aunque no utilicemos esa expresión para referirnos a ellos.

Un problema de liquidez es una pérdida de capacidad para hacer frente a las obligaciones financieras, por ejemplo, la incapacidad para pagar las facturas. Para los trabajadores que no tiene un salario estable, se trata de un problema que se resuelve total o parcialmente cada vez que llega el día de pago, pero para el caso de los autónomos y dueños de pequeños negocios, en especial para aquellos que se encuentran fuera del sistema bancario; es algo generalmente grave.

Varios factores se suman para crear un clima de inestabilidad económica en muchos países y no es sorpresa que los problemas de liquidez afecten a los autónomos y PYMES por igual.

Si constantemente tienes el problema de no poder pagar las facturas y los problemas de liquidez no dejan de abrumarte, a continuación te mostramos una lista de algunas opciones para pagar las facturas a tiempo:

1. Reestructura tu presupuesto

Una de las acciones más recomendadas es hacer una evaluación de todos los ingresos y egresos. Para esto, puedes crear una lista de los gastos y acomódalos por prioridad.

2. Reestructura tu deuda

En el caso de las facturas de servicios básicos, puede ser complicado hacer contacto con los acreedores y solicitar un nuevo plazo, pero tratándose de deudas relacionadas con bienes adquiridos gracias a un crédito otorgado por una empresa o financiamiento, siempre podes acudir al lugar donde se contrajo el bien y solicitar una restructuración de la deuda que incluya un nuevo plazo o un monto diferente. Pregunta qué opciones existen para evitar moras o embargos.

3. Solicita un préstamo

Pueses acercarte a alguna institución para recibir asesoramiento y solicitar un préstamo o crédito. Podría parecer algo negativo solicitar una deuda para cubrir otra, sin embargo si se realiza de manera consiente, y con buenos argumentos en la mano, es posible obtener el capital necesario para hacer una inversión que sea lo suficientemente redituable para pagar las deudas actuales y mantener el negocio a flote.

Los autónomos y en especial las PYMEs son los sostenes de la economía en muchos países, millones de familias dependen de su existencia; y situaciones como no poder pagar el gas o afrontar el corte del suministro con el consecuente cese de actividades es algo que no se pueden permitir.

Evalúa alguno de los consejos anteriormente mencionados y no dejes que la falta de liquidez te abrume, existen opciones, lo importante es que sepas analizarlas y tomarlas.

Fuente: Emprendedores news

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR